Jornada mundial de la Vida Consagrada 2020

Jornada mundial de la Vida Consagrada 2020

Desde hace 24 años, el día 2 de febrero, fiesta de la Presentación de Jesús en el templo, la Iglesia nos invita a la celebración de la Jornada mundial de la Vida Consagrada. La simbología de esta fiesta litúrgica es la luz. Entre otras muchas cosas, la luz es signo de la presencia de Dios en medio de su pueblo. Y a una porción de este pueblo el Señor le pide una misión: ser luz de las naciones para que su salvación alcance hasta el confín de la tierra. (Is 49, 3. 5-6).

Para las personas que hacemos del Evangelio nuestra forma de estar presentes en la sociedad actual, Dios es luz y esperanza. Buscar al Señor en lo cotidiano y, compartir con Él nuestro camino y destino, responder desde el corazón a su llamada, llena nuestro ser de consagradas. Por esta razón la vida consagrada en todas sus dimensiones, oración, compartir, evangelización, es mensajera de esperanza ya que el Señor, es luz que ilumina y acompaña!

Nuestro mundo está necesitado de buenas noticias, y esta buena noticia es el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, que llena la vida de esperanza y el corazón de ilusión…

No olvidéis hacer una oración por nosotras. Gracias